Contáctanos

04/08/2022

Actualidad

¿El paso a la nube es un costo eficiente?

Compartir

Cuando hablamos de los costos de migrar a la nube ya sea de empresas del sector público o privado nos enfrentamos a varios interrogantes, por ejemplo, ¿vale la pena la inversión?

Hay que tener en cuenta que la inversión en infraestructura y tecnología es fundamental para el desarrollo de cualquier negocio. A la hora de emprender un proyecto de inversión en TI existen dos modelos a seguir, que son el CAPEX y OPEX

Tradicionalmente, las inversiones en IT eran consideradas gastos de capital (CAPEX), el cual engloba todas aquellas compras e inversiones en activos físicos que permiten aumentar la productividad de una empresa y pasan a ser propiedad de la empresa, considerando también los gastos de instalación, configuración, mantenimiento, implementación de mecanismos de seguridad y del personal especializado para extender la vida útil de dichos activos.

Sin embargo, con la adopción de los servicios de nube, las empresas comenzaron a trasladar sus gastos de TI a gastos operativos de una empresa (OPEX), en esto se ubican los gastos recurrentes de productos y servicios, salarios, licencias y alquileres.

Entonces, un punto importante a considerar es que las inversiones en TI no pueden ser ajenas a los cambios rápidos de la tecnología, principalmente en temas de colaboración, almacenamiento y seguridad, es decir, estas adquisiciones de software y hardware pasan a ser obsoletos en muy poco tiempo, dado que son reemplazadas por mejores alternativas, más baratas y más eficientes.

Bajo lo anterior, las empresas tanto medianas como pequeñas, prefieren optar por un modelo OPEX en lugar de un modelo CAPEX, debido a que les permite usar tecnologías de última generación bajo un modelo de demanda, en lugar de hacer grandes inversiones a largo plazo. 

Y ustedes, ¿qué modelo prefieren? 

Últimas actualidades

Actualidad

22/06/2022

Revive nuestro live: Beneficios de la nube, más allá de la tecnología

Actualidad

22/05/2022

Computación en la nube, ¿Cómo minimizar los riesgos cuándo mi empresa ya está en ella? | ITG Solutions